¡Por fin llega el verano! Y con ello el calor y las temperaturas sofocantes. Por lo tanto, desde Witrein os proponemos una serie de medidas a tener en cuenta a la hora de entrenar en esta época del año sin ningún riesgo.

  1. Evita las horas centrales del día.

Desaconsejamos totalmente salir a entrenar o practicar tu deporte favorito entre las 12 y las 17, horas centrales en las que la temperatura suele ser demasiado elevada y el sol es más agresivo. Preferiblemente, elije la primera hora de la mañana o la última de la tarde para darte un poco de caña a tus entrenos.

  1. Evita la sobrexposición al sol.

La exposición al sol debería ser gradual y paulatina, comenzando con los primeros rayos de sol del año, para que nuestra piel se vaya acostumbrando poco a poco a dicha exposición. Si no has podido conseguir esta exposición progresiva, se recomienda el uso de crema solar para evitar las quemaduras.

  1. Mantente hidratado en todo momento.

Para evitar los golpes de calor y los sofocos, intenta tener siempre a mano una botella de agua (a ser posible bien fresquita) con la que mantenerte hidratado. En verano, con la sudoración, la deshidratación suele ser más frecuente, por lo que beber agua nos prevendrá los posibles mareos típicos.

  1. Aprovecha tu entorno.

Bien si te vas de vacaciones a la playa o a la montaña, intenta desconectar de tu rutina de entrenamiento por unos pocos días; disfruta del entorno y de las posibilidades que te ofrece. Un largo paseo por la orilla del mar o una marcha senderista por cualquier bosque harán que vuelvas a sentir ese contacto con la naturaleza que tan olvidado tenemos en nuestro día a día.